1/11/12

Buñuelos de Viento (Thermomix y Tradicional)

Aunque cada vez es más frecuente, por estas fechas, encontrarnos con tradiciones y dulces típicos de Halloween, mucho más vistosos y coloridos, no debemos dejar de lado los nuestros.
Y qué hay mas típico en la festividad de Todos los Santos, que los buñuelos de viento, con un montón de posibilidades de rellenos, desde los clásicos de crema, a los de cabello de ángel, pasando por trufas y natas aromatizadas de mil maneras diferentes.
Su procedencia es árabe posiblemente y se dice que cada vez que nos comemos un buñuelo, liberamos un alma del purgatorio.
Pues bien, yo hoy he liberado unas cuantas, a ver si alguna me lo agradece, porque lo que se dice mi figura (por decirlo finamente), no sé yo...




Buñuelos de Viento

Ingredientes (para unas 40 unidades):
  • 120g de agua
  • 15g de mantequilla
  • 10g de azúcar
  • 1 pellizco de sal
  • un trozo de corteza de limón
  • 70g de harina
  • 1 cucharadita de levadura química (impulsor)
  • 2 huevos M
  • aceite abundante (para freír)
  • un trozo de corteza de naranja
  • mezcla de azúcar y canela o azúcar glas (para decorar)

Preparación en Thermomix:

Ponemos en el vaso el agua, la mantequilla, el azúcar, la sal y la corteza de limón y programamos 4 minutos, 100º, velocidad 1. Cuando termine, retiramos la piel de limón y echamos de golpe la harina con la levadura y mezclamos 20 segundos, velocidad 4. Dejamos que pierda temperatura y sin tiempo, ponemos velocidad 4 y añadimos 1 huevo por el bocal, esperamos hasta que pase 1 minuto y añadimos el otro, dejando en la misma velocidad 1 minuto más.
Vertemos la masa resultante en un cuenco y la dejamos reposar durante una hora como mínimo.
Ponemos una sartén al fuego con abundante aceite y la corteza de naranja, que nos va a servir de guía para saber cuando está el aceite en su punto.
Cuando la piel de naranja empiece a tener un ligero color tostado, es el momento de empezar a freír los buñuelos. Tenemos que conseguir que se frían bien por dentro sin quemarse por fuera, para que así crezcan, porque si el aceite está muy caliente, se forma una costra dura por fuera, que impide que la masa se expanda al freírse.
Con la ayuda de dos cucharas vamos echando porciones del tamaña de una avellana un poco grande (esta masa lleva levadura, por lo que crece mucho al freír, aumenta más del doble, su tamaño inicial) en el aceite y si la temperatura es correcta al cabo de un ratillo (no seáis agonías, que todo lleva su tiempo) varéis que los buñuelos crecen y ellos solitos se van dando la vuelta.
Cuando estén dorados los sacamos a una bandeja forrada con papel absorbente y los dejamos que se enfríen.
Ya están listos para rellenar, de crema pastelera, de nata, etc.
Podemos hacerlo con manga pastelera y boquilla para rellenar o bien como ha sido mi caso, cortando con tijera y rellenando con cucharilla, porque mi boquilla se ha roto :((
Ya sólo queda espolvorear con una mezcla de azúcar y canela o con azúcar glas.




Preparación Tradicional:

Ponemos un cazo al fuego con el agua, la mantequilla, el azúcar, la sal y la corteza de limón, llevamos a ebullición y dejamos que de un hervor. Separamos del fuego, retiramos la corteza de limón y echamos la harina mezclada con la levadura, de golpe. Con una cuchara de madera, removemos con energía hasta que veamos que ya no queda ningún grumo. Cuando esta masa esté casi fría, añadimos los huevos de uno en uno sin añadir el siguiente hasta que el primero esté completamente integrado, sin parar de remover hasta conseguir una masa blanda, fina y brillante.
Dejamos reposar durante al menos una hora.
El resto del proceso es igual.

Nota: Estos buñuelos estaban, rellenos de crema pastelera, receta en próxima entrega, je,je, que intriga... Hablo en pasado, porque ya no quedan ni las migas.

Ya tenéis la receta de "crema pastelera"  pinchando en este enlace.



10 comentarios:

  1. Yo soy también de las tradicionales y para estas fechas comemos las ricas castañas asadas y las gachas de agua o de leche, encendemos las velas a los difuntos y hacemos una visita a la gente que se ha ido, tus buñuelos pasan directamente a la recetas para este fin de semana, tienen muy buena cara, un besote y buen puente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos buñuelos están muy ricos, me gusta esta receta además porque no salen mogollón (menos tentaciones).
      Aquí se celebra "El Magosto", sobre todo en la zona del Bierzo, tierra de castañas. Se asan las castañas al fuego y se cuentan historias y se cantan canciones populares alrededor de la hoguera.
      Tienes que compartir la receta de las gachas, por aquí no hay tradición y me encantaría probarlas.
      Un besote, Rosa y buen puente para ti también.

      Eliminar
  2. Es verdad que con lo de Halloween se olvidan las tradiciones :( Menos mal que existen blogs como el tuyo que nos recuerdan las recetas típicas... los buñuelos tienen pinta de estar de muerte
    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay cabida para todo, Halloween es una fiesta muy divertida, pero no tenemos que olvidar de dónde venimos y nuestros dulces son, además de más sanos, deliciosos, así que el 31 Halloween a tope, con sangraza y mieditis por todas partes y el 1 nos quitamos los dientes de vampiro y la capa y... a comer buñuelos y huesos de santo.
      Un besito chicas.

      Eliminar
  3. Estaba deseando que pusieras esta receta. La pinta es estupenda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pinta estupenda??? Pues la catadura... mejor!!!
      Un besazo y descansa (si puedes).

      Eliminar
  4. Que pinta que tienen Ana, y seguro que buenísimo como todo lo que sale de esas manos, muchísimas gracias por la receta

    ResponderEliminar
  5. He seguido la receta y no me han salido. Era una masa muy líquida y al freír no se hacían los buñuelos. He vuelto a hacer la receta con el libro de Simone Ortega y así si. Mucha más harina, cuatro huevos y así si han salido...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la receta de buñuelos que llevo años haciendo en casa y nunca he tenido problemas. Es una masa blanda, que tarda un poquito más en freírse que otras.
      Precisamente por llevar poca harina, quedan unos buñuelos superligeros que absorben muy poca grasa ;)
      Supongo que el problema estaría en que utilizaste huevos demasiado grandes (tienen que ser M) o en que no dejarías reposar la masa.
      Siento que hayas tenido problemas.
      Un saludo.

      Eliminar

¡Muchas gracias por vuestros comentarios!
Por falta de tiempo, este blog no participa en cadenas de premios, siempre es un honor y os agradezco que hayáis pensado en mi.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...